MALFUNCTIONING WARDROBE



No, no es lo que piensan, no nip-slips here! Me refiero al mal funcionamiento de nuestros guardarropas. ¿Cuántas veces se han escuchado decir "no tengo nada que ponerme", frente a su clóset que está reventar de ropa? ¿Alguna vez han sentido ese ligero pánico por estar a 5 minutos de salir de su casa y no saber qué ponerse, a pesar de haber pasado la última media hora pensando en qué usar?, ¿no?, ¿sólo yo? ¿Qué me dicen de que a pesar de tener 17 vestidos, 20 pantalones, 11 faldas, 31 blusas, 13 chamarras y 15 pares de zapatos, parece que terminan usando siempre el mismo conjunto? ¿Comienza a sonar más familiar?



DO NOT FEAR! Deben saber que no están solos y que no están del todo equivocados. Un clóset lleno no siempre significa que tengas qué ponerte (o sea si, pero ustedes entienden el punto), significa que no es del todo eficiente.

Hay que tomar las cosas con calma y dedicarle tiempo. Es bien importante tener presente que para darle mantenimiento al guardarropa, la paciencia es primordial. Lo primero que hay que hacer es vaciarlo por completo y probarse cada pieza de ropa en su clóset. Puede sonar mega tedioso, pero es necesario para comenzar con la depuración.

¿QUÉ GUARDAR?
Ropa que te queda en éste momento de tu vida, ropa que te gusta hoy y que usas hoy. Si no haz usado un prenda en por lo menos un año, ya no debe ser parte de tu guardarropa.

¿QUÉ SACAR?
Ropa que no te queda. No importa si estás en un proceso para alcanzar tu peso ideal, la ropa que más te va a favorecer es aquella que es de TU talla; tener ropa que no te queda no es más que un recordatorio de que tu cuerpo no está en la misma página y eso lo tendemos a tomar como algo negativo. Además de eso, ropa que está en muy mal estado, por supuesto.

¿QUÉ DONAR?
Todo aquello que si está en buen estado y alguien más la pueda usar por un buen periodo de tiempo. Aquí entran las cosas que no has usado en un año. Hay muchísimas opciones: organizaciones, instituciones, comunidades o alguna persona en específico que sepas que lo necesita. Incluso hay tiendas que reciben tu ropa para reciclarla. El chiste es darle un mejor uso que estar al fondo de tu clóset.

¿QUÉ ARREGLAR?
Todo lo que tenga un remedio práctico, rápido y sencillo: un dobladillo, unas pinzas o algunos cortes; si toma más tiempo o dinero en reparar que en comprarte algo nuevo, no vale la pena.

¿CÓMO COMBINAR LO QUE QUEDA?
Éste punto es muy importante para evitar que el mismo problema se repita. Ya que tienes bien seleccionadas las piezas con las que te quieres quedar, comienza a pensar en por lo menos 3 formas de usarlas; éste método también es muy bueno para cuando vayas de compras, así sabrás que lo que te estás llevando vale la pena la inversión. Empieza a formar conjuntos de acuerdo a tu estilo de vida, pero también experimenta con prendas que instintivamente no pondrías juntas, puede que el resultado te sorprenda, y si no te convence, prueba otra vez.

ESENCIALES
Si combinar no es lo tuyo, éstas prendas funcionan como auxiliares para hacer el proceso mucho más sencillo:
  • Chamarra de piel
  • Chamarra de mezclilla
  • Jeans
  • Camisa blanca
  • Playeras blanca, negra y a rayas
  • Tennis blancos
  • Zapatos negros
  • Zapatos nude
  • Vestido negro
Éstos básicos te ayudan para subir o bajar de tono un outfit; transformarlo del día a la noche; o hacerlo ideal para un fin de semana o para el trabajo. Éstas prendas funcionan tanto para mujeres cómo para hombres, a excepción de maybe el vestido y los zapatos nude, que son típicamente exclusivos para las mujeres, pero digo maybe porque, ¿quién soy yo para decirte qué te puedes poner o no?

GUÁRDALO TODO
Ahora tendrás más espacio y claridad para visualizar lo que te vas poner cada día. Organiza todo como mejor te convenga, hay quienes acomodan todo por color, por temporada o por categorías, "del diario" y "ocasiones especiales"; yo no recomiendo ésta última forma porque te estás limitando a que una prenda cumpla un solo propósito, cuando con los esenciales, ¡las posibilidades son inmensas!



En la vida tenemos suficientes problemas como para que vestirnos se convierta en otro. Si nuestro clóset es funcional nos podremos ahorrar un poco de estrés. Se los digo yo que a veces sufro de mini crisis de ansiedad por no poder decidir qué ponerme, ésto es serio. Mi consejo es: toma tu tiempo, pruébate todo y experimenta. Construye tus conjuntos con base en los esenciales y agrega un toque de color o algún accesorio. Y siempre, siempre trata de que sea un proceso divertido.





Imágenes de Pinterest


Comentarios

Entradas populares de este blog

MILLENNIAL PINK

FASHIONABLY SAFE?

GRAY HAIR'S ANATOMY